onagroup

cacenalr contrato multipropiedad

Apartamentos Multipropiedad

Apartamentos Multipropiedad

Sumar problemas o el truco del sistema de puntos en los ‘apartamentos multipropiedad

¿Sabéis lo que es un Buy-Sell? Os lo explicamos. En la jerga de los apartamentos multipropiedad consiste básicamente venderte otra cosa asegurando que te deshaces de la primera o de las dos, pero la realidad es que te quedas con ambas. Podríamos decir que se trata de sumar problemas o el truco del sistema de puntos de la ‘multipropiedad’ en la actualidad.

El mercado del tiempo compartido (multipropiedad) está muerto hace tiempo y los programas de puntos son una vuelta de tuerca más para conseguir sacar más dinero a los titulares de tiempo compartido y que éstos sigan con sus semanas que, en la mayor parte de los casos, no quieren porque no disfrutan y porque suponen un coste sobredimensionado en relación a lo que vale en realidad una semana de vacaciones.

Puntos RCI, Cancelar contrato multiropiedad

El truco de los puntos. Tenéis una semana concreta fijada en un contrato o una escritura (A efectos prácticos tenéis exactamente la misma vinculación con el complejo. Todo lo que os contaron sobre que teníais que escriturar y registrar porque era importantísimo era mentira, pero eso es tema para otro post completo). El complejo ha subido considerablemente las cuotas de mantenimiento y seguís sin poder ir de vacaciones en verano. Llamáis para quejaros y listo, es el primer paso para que os “enganchen”.

Os dirán que efectivamente si queréis dejar “la propiedad” (nunca la habéis tenido), lo mejor es pasaros al sistema de club que os permitirá ir de vacaciones en verano haciendo un contrato de puntos. Ahí va la cruda realidad:

  1. El complejo tiene que estar asociado a la red de sistema de puntos de RCI o haberse sacado de la manga un sistema propio para un intercambio interno (si el grupo tiene más de un complejo de ‘multipropiedad’.  Especial alerta a este segundo caso porque a veces esto ni siquiera es cierto).
  2. Por unos cuantos miles, firmaréis un contrato de adhesión al sistema de puntos de un club de tiempo compartido. En el caso de RCI, enorme, y en el propio de los complejos, depende de cada uno. Volvemos a insistir en el máximo cuidado en esta segunda circunstancia.
  3. Os dirán que de esta manera abandonáis la propiedad: Mentira, nunca habéis sido propietarios de un bien inmueble, ni de parte, ni siquiera de un cachito. Cualquier referencia a la propiedad está absolutamente prohibida por Ley desde 1998 en cualquier contrato, publicidad, etc.
  4. Os dirán que de esta forma podréis dejar el Club cuando queráis. En el caso de RCI, verdad a medias: podréis simplemente informar de que ya no queréis ser siendo socios del sistema de puntos trece meses después de haberlo contratado y dejar de pagar (Sólo por el sistema de puntos). En el caso de los complejos, insistimos: “Muchísimo cuidado”.
  5. ¡Y Oh! Abandonado el sistema de puntos de RCI o de los complejos (siempre que sea posible) os encontraréis que habéis retornado a la antigua situación, a esa ‘propiedad’ que no es real y que os ata, en el mejor de los casos, a pagar cuotas de mantenimiento 50 años porque …
  6. Nunca firmasteis nada que dijera que transmitíais vuestra anterior semana (venta, cesión, dación en pago, acuerdo de disolución de contrato, etc…). Es como si os cobraran por una puesta a punto del coche para convertir un utilitario en un Fórmula 1, habiendo asegurado que el utilitario dejaría de ser vuestra posesión por arte de magia. Es la magia del sistema de puntos.

La balanza de los puntos. Al margen de todo lo anterior, mientras estéis en el sistema de puntos os encontraréis siempre con el mismo problema. Tu semana vale 3.000 puntos (lo decide ‘nadie’ de forma arbitraria, aunque se supone que depende del número de semana, de la capacidad del apartamento y de la calidad del hotel). ¿Os acordáis de cuando 300 puntos de una compañía telefónica equivalen a los mismo que 3.000 en otra? Pues esto es mucho peor porque básicamente no es cierto. Cuando queráis ir al sitio X en la fecha Y siempre os dirán que no os llegan los puntos. Tendréis que ‘contratar’ ES DECIR PAGAR por unos cuantos más. Cuando os hartéis de más de lo mismo, cancelaréis el contrato de puntos, si es que os han informado bien de que podéis hacerlo. Y luego… otra vez a lo mismo. Contrato o escritura, atados… Pero que no os engañen con excusas baratas, se puede cancelar una semana de ‘multipropiedad’.

Más información en 900525939

rci cancelar contrato

rci multipropiedad vacaciones

como vender multipropiedad rci

contrato semana flotante

Acuerdos con complejos de multipropiedad

Acuerdos con los complejos

LOS ACUERDOS CON LOS COMPLEJOS

El viejo dicho de más vale un mal acuerdo que un buen juicio nunca tuvo tanto sentido como en el tema de la multipropiedad, pero cuidado con las propuestas que os realicen desde los propios complejos.

Son pocos, casi ninguno, quienes llegan a acuerdos con los multipropietarios para hacer devoluciones de la propiedad y cancelar la condición de socio. Pensad que cualquier acuerdo debe estar presentado por escrito y debe dejar muy claras las condiciones.

Si el complejo acepta una cancelación de la semana hay que buscar la solución legal acorde a vuestra situación como socios. Un contrato de cesión, una dación en pago si hay deuda, una nueva escritura, un contrato de compraventa etc… Hay diversas fórmulas legales pero deben ser eso, legales y tener en cuenta si ha habido un cambio en la situación personal o familiar de los socios: divorcios, fallecimientos, etc.

Partid de la base de que la inmensa mayoría de los complejos no quieren que los socios dejen de serlo. Quieren socios que sigan pagando los mantenimientos y si no van de vacaciones, mejor. Así que como en cada caso, nuestra recomendación es que contéis con el asesoramiento adecuado y busquéis a un experto que revise cualquier documentación, sobre todo porque hay casos en los que los socios, pensando que se desvinculaban de su semana, han acabado con dos o con un producto infinitamente peor de lo que tenían.

Más información en 90052593

Empresas de reventa

Empresas de reventa de Tiempo compartido

CUIDADO CON LA VUELTA DE LA REVENTA

En los últimos meses, hemos detectado un ligero aumento de las mal llamadas de “empresas de reventa” de multipropiedad.

Suena que ciudadanos rusos o chinos están comprando y ese es el gancho utilizado para captar a posibles propietarios de semanas de tiempo compartido. La estrategia es la misma que ha sido siempre. Se cuenta a través de un marketing muy cuidado que existe un comprador interesado en la semana. Es posible que recurran al argumento del ruso al que le darán la residencia si compra en España.

A partir de ahí, les pedirán una cantidad de dinero variable, pero que normalmente no es excesiva (Unos 500 euros) para iniciar los trámites, que pueden ser de los más variado, pero suelen incluir una traducción del contrato de compraventa “carísima”. Una vez que hayan entregado el dinero a la empresa en cuestión, lo normal es que no vuelvan a ponerse en contacto con el socio que empezará el periplo de “Cómo va lo mío”. La realidad es que lo suyo no va de ninguna manera porque nunca hubo un comprador para su dichosa semana de multipropiedad.

En todo lo que se refiere al tiempo compartido, las prevenciones deben ser las mismas que en cualquier otro tipo de servicios. Si no pagáis por promesas, tampoco debéis pagar dinero por adelantado sin ninguna garantía.

Si os venden un servicio de publicidad por poner vuestra semana en una web esto puede ser perfectamente legal siempre que vaya adecuadamente acompañado de un contrato de servicios con unas condiciones razonables y un precio adecuado. Pensad cuánto pagaríais por un anuncio en un periódico diciendo que vendéis vuestro coche.

Si en algún momento existiera un comprador para vuestra semana de multipropiedad, circunstancia altamente improbable, deberéis manejar la situación como si vendierais cualquier otro bien que os pertenece y teniendo siempre un asesoramiento especializado detrás.

Más información en 900525939

Deudas de cuotas de mantenimiento

Deudas por cuotas de mantenimiento

Deudas por cuotas de mantenimiento

Con las deudas por cuotas de mantenimiento la ley que protege a los usuarios de tiempo compartido ha sido considerablemente lenta en los tiempos con lo que en los años en los que más semanas de multipropiedad se vendían los socios adquirieron este producto en una clara desprotección. A la falta de datos reales y exactos de lo que se estaba adquiriendo se une el asunto de las cuotas de servicios.

Muchos socios tienen una escritura o un contrato en el que se estipula que la cuota será de cierta cantidad de dinero y que esta cantidad sólo se verá incrementada por el IPC. La realidad es que las cuotas se han ido incrementando mucho más allá de esa cantidad al amparo de la Ley de la Propiedad Horizontal que también es de aplicación en el tiempo compartido.

Esto significa que en la mayoría de los casos existe una comunidad de propietarios o titulares que se reúne y puede decidir básicamente lo que quiera sin contar con la mayoría de los socios, ya que los complejos están diseñados, en general, para que la empresa en cuestión pueda hacer y deshacer a su antojo. Esto significa que los socios están atrapados viendo como las cuotas aumentan sin poder hacer nada. Nunca se reunirán los suficientes para tener peso en las votaciones y jamás les proporcionarán la documentación que justifique los incrementos, las derramas, etc. Acceder a las cuentas de una comunidad de tiempo compartido se convierte en misión imposible de forma general y además las cuentas siempre van a ser aprobadas en las reuniones con lo cual habría que impugnarlas judicialmente.

En resumen, hay que pagarlas o iniciar un procedimiento judicial que algunos socios han intentado y han perdido.

Hartos del desmán, algunos socios han dejado de pagar por considerar las cuotas un abuso y entender que les habían estafado en la compra. El resultado es que años después se han encontrado con un PROCEDIMIENTO MONITORIO en su contra encima de la mesa y con la obligación de pagar la deuda en 20 días. Si no se paga o existe un motivo de oposición claro, el juzgado ordenará el embargo de los bienes, empezando siempre por el dinero y las cuentas bancarias. Antes de llegar a esta situación, en cuyo caso hay poco que hacer respecto a la deuda, consúltenos.

La única fórmula para no pagar estas cuotas es si tu contrato de multipropiedad original es nulo.

Más información en 900525939

las excusas de los complejos

Excusas de los complejos

Excusas para propietarios de multipropiedad

Las excusas de los complejos llegan a ser de lo más peregrinas para poner obstáculos a los cambios de titularidad de las semanas de ‘multipropiedad’.

Una llamada para informarse en el propio complejo de cómo es posible dejar de ser socio del club de tiempo compartido suele acabar con un ‘no’ rotundo aludiendo a diversas cosas. Entre las más surrealistas están:

–          Esto no se puede vender, será suyo para todo la vida.

–          Tiene que estar usted divorciado, demostrar que es insolvente o que le haya pasado algo gravísimo.

–          Si vende a un particular tiene que ser a través de un contrato de cesión y si vende a una empresa tiene que pasar por Notaría, pero en cualquier de los dos casos le estarán engañando seguro.

–          Debe usted enviarnos una copia del DNI de la persona que le va a comprar y también un número de cuenta. Valoraremos si cumple los requisitos para que consideremos el contrato válido. Esto puede tardar unos seis meses.

Dicho así, puede sonar a chiste, pero las complicaciones que ponen los complejos de multipropiedad para llevar a cabo desvinculaciones pueden hacer que muchos socios dejen de intentarlo. La realidad es que los socios son propietarios de un derecho real de aprovechamiento por turnos que pueden ceder, vender, alquilar, etc. No existe ninguna excusa, por rocambolesca que sea, para invalidar una compraventa siempre y cuando la transmisión se realice en el marco que determina la ley.

Es frecuente que los complejos pongan pegas de cualquier tipo, pero es importante mantener la calma y sobre todo tener un buen asesoramiento legal detrás para asegurarse de que los trámites se realizan correctamente. Esta parte es fundamental si el objetivo es deshacerse definitivamente de una semana de tiempo compartido sin que después exista ningún problema. Asegúrese de que está bien asesorado en la cancelación de su multipropiedad.

Más información en 900525939

como deshacerse de una multipropiedad

deshacerse semana multipropiedad

deshacerse de multipropiedad

Ir arriba